Mar del Olmo

 

¿Estás buscando algo y no sabes qué? ¿Necesitas un toque diferente? ¿Has reventado los cánones de belleza establecidos? Quédate tranquila, has llegado al sitio idóneo. Aquí solo se habla de la vida ordinaria de mujeres extraordinarias. Como tú.

Supongo que te preguntarás quién soy yo para afirmaciones tan potentes y categóricas. Mi nombre es Mar del Olmo. Si hubiera sido del Guindo, supongo que mi infancia habría sido aún más difícil en el colegio. Lo pasé francamente mal. Ahora, supongo que podría dar conferencias sobre bullying, entonces, solo quedaba tragar y avanzar. He trabajado durante los últimos 25 años en grandes multinacionales en el departamento de publicidad. Y me lo he pasado genial. Hasta un aciago día en el que dejó de divertirme y de hacerme feliz. Así que, tres años después dije adiós a todo universo conocido para dedicarme a mi única y verdadera vocación: escribir.

Las palabras me sirvieron siempre como terapia. Cuanto más hundida estaba, más chistes era capaz de escribir. Descubrí que mis males se convertían en grandes dosis de humor en mis páginas, y ahí me quedé a vivir.

La vida no es un juego de niños, pero si la aderezamos con los ingredientes necesarios, puede darnos mucho juego.